AMDPress.- El fabricante de pasta alimenticia Grupo Gallo obtuvo un beneficio neto en el último ejercicio de 7,16 millones de euros, lo que supone un crecimiento del 14,37% en relación al año 2001; mientras que la facturación alcanzó los 205,78 millones de euros, un 15,21% más.

Gallo invirtió 23,22 millones de euros durante 2002, un 50% más que el ejercicio anterior. Dentro de esta cuenta, cuatro millones se destinaron a compra de acciones y otros cinco millones, a la nueva planta de pasta fresca y productos refrigerados que la compañía está construyendo en Granollers (Barcelona) (ver ARAL Digital 633).

En cuanto a su posición en el mercado, la firma ha comunicado que mantiene una cuota próxima al 50% sobre las ventas de pastas alimenticias, al tiempo que ha consolidado el liderazgo en el segmento de pasta seca. Asimismo, el Grupo Gallo destaca la participación del 10% del valor en la categoría de pasta fresca rellena, cuota alcanzada en tres años y que supone el 6,6% del total del mercado nacional de pasta fresca.

Pastas Gallo, que emplea a más de 400 personas, cuenta con cinco fábricas y tres plantas de transformación de sémola ubicadas en Barcelona (Granollers y Esparreguera), Córdoba (El Carpio) , Badajoz (Puebla de la Calzada) y Ferrol (A Coruña).