AMDPress.- Las patatas y diversas variedades de pescados han vuelto a ser los alimentos frescos más inflacionistas del último mes. En concreto, el precio de las primeras ha crecido un 5,26% durante mayo, incidiendo en la tendencia reflejada en abril, cuando registró un alza del 4,67%. Estos datos contrastan con el comportamiento del quinto mes de 2002, en el que descendió un 6,26%. De esta manera, la tasa interanual es del 1,99%, ascendiendo 11,16 puntos respecto a la que totalizaba en el mes anterior.

Por su parte, la merluza destaca dentro de los pescados. Su precio se incrementó un 4,98% en mayo, frente al descenso del 1,94% del mismo mes del pasado año. Esta subida, unidas a las registradas durante 2003 ( 6,17% en abril), sitúan el crecimiento en el último año en el 18,76%. De igual forma, la pescadilla se vendió un 4,95% más cara respecto a abril, mes en el que también había mostrado un alza ( 4,22%). Estas cifras sitúan la tasa interanual en el 11,78%. Asimismo, el precio del conjunto “anchoa o boquerón” registró un crecimiento del 4,16%, mayor al experimentado en mayo de 2002 (0,37%) y que da la vuelta al descenso del 2,13% del pasado abril.

A continuación, entre los alimentos frescos con mayor incremento de precios, se sitúan los tomates para ensaladas, las naranjas, las manzanas y las peras de agua. En el lado contrario, destacan las lechugas, cuya tasa mensual es del -8,19% frente al -0,99% de abril, y las judías verdes, con un fuerte descenso del 28%, opuesto a la subida del 16,25% registrada en abril. Además, en el apartado de productos frescos menos inflacionistas, se encuentran los conejos de granja y las sardinas, entre otros.

Dentro de los productos envasados con tasas de variación positivas, las sardinas en aceite fueron el alimento más encarecido, al incrementar su precio un 3,49% y situar su tasa interanual en el 4,01%. Además, el atún claro en aceite registró una subida del 1,42% en mayo, mayor a la abril (0,17%) y a la de mayo de 2002 (0,06%) y obtener un total interanual en el 1,33%. De igual forma, el jamón cocido aumentó su precio un 0,17% y alcanza un crecimiento en los últimos doce meses del 2,45%. Por su parte, los refrescos de cola se comercializaron a un valor un 0,13% mayor, con una tasa interanual del 0,08%; y la cerveza aumentó su precio un 0,04% y eleva su promedio interanual hasta el 1,23%.

Por el contrario, la leche esterilizada (-0,18% en mayo), las galletas (-0,11%), el aceite de oliva de acidez menor a 0,4º (-0,09%) y la bollería (-0,09%) se mantuvieron como alimentos que bajan de precio.