Pazo de Vilane ha iniciado acciones legales por conductas de competencia desleal. La empresa demandada es Flumenali, comercializadora de la marca de huevos camperos "Corral de Monegros", con sede en Huesca, "cuya caja de huevos es una copia de la caja original de Pazo de Vilane, puesta en el mercado en 1997", según se indica desde la empresa gallega.

La demanda se basa en la Ley de Competencia Desleal (LCD), al estar replicando aspectos relativos de la imagen de marca, tanto en los envases de los huevos comercializados, como en la tipografía y en su página web. "La demanda pretende el cese de las conductas ilegales contrarias a la buena fe, que suponen actos de confusión y riesgo de asociación en perjuicio del consumidor, actos de imitación y explotación de la reputación ajena", explican desde Pazo de Vilane.

Piedad Varela-Portas, socia de Pazo de Vilane y directora de Marketing y Comunicación de la compañía ha manifestado: “nos hemos visto obligados a la presentación de esta demanda por la conducta desleal de la empresa demandada, en defensa de nuestros intereses comerciales, nuestra marca y nuestro mercado. Nuestra reputación, labrada durante más de 20 años en el mercado del huevo campero hace necesario que actuemos ante semejantes conductas. Asimismo, lo hacemos en defensa del consumidor para evitar la confusión y en aras de la transparencia del mercado”.

De esta manera, Pazo de Vilane subraya que se ampara "en la LCD para proteger los intereses de la libre competencia y evitar la violación de este derecho que se recoge en el artículo 38 de la Constitución Española y en la legislación europea".