AMDPress.- Pepsi Bottling Group (PBG), el grupo embotellador clave del sistema Pepsi-Cola, obtuvo un beneficio de 39 millones de dólares (35,7 millones de euros) durante el primer trimestre de 2003 (finalizado el 22 de marzo), un 27,8% menos que los 54 millones de dólares registrados en el mismo período del año pasado.

Según el presidente y consejero delegado de la compañía, John T. Cahill, estos resultados reflejan el impacto de la desaceleración del volumen de negocio, en especial en el mercado estadounidense, y la adopción de nuevos principios contables.

Las ventas en los tres primeros meses del año alcanzaron lo 1.874 millones de dólares (1.716 millones de euros), un 5,8% más que los 1.772 millones de dólares (1.622 millones de euros) obtenidos en el mismo período de 2002.

Para el ejercicio 2003, Pepsi Bottling Group espera registrar un crecimiento del beneficio neto de dos dígitos y un aumento del volumen de negocio del 2% ó 3%. Para ello, Cahill ha destacado que el objetivo es reforzar las operaciones en Estados Unidos, a través de próximos lanzamientos y promociones de productos Pepsi-Cola.

En el último trimestre de 2002, Pepsi Bottling Group obtuvo un beneficio de 57 millones de dólares, mientras que su resultado anual alcanzó los 428 millones de dólares, en torno a un 40% más que el obtenido en el mismo periodo del año anterior. Por su parte, el EBITDA de la compañía aumentó un 13% respecto a 2001.

PBG fue creado en noviembre de 1998 para convertir el negocio de embotellado de Pepsico en una compañía independiente y asegurar el crecimiento de ésta tanto en Estados Unidos como en mercados escogidos, como es el caso de España, donde cuenta con 1.500 empleados. La firma agrupa las embotelladoras propiedad de Pepsico ubicadas en 41 estados de Estados Unidos, Canadá, Rusia, Grecia, España, Turquía y México.