AMDPress.- La multinacional estadounidense Pepsico registró unas ventas en España de 714 millones de euros (118.730 millones de pesetas) en el pasado año, lo que supuso un incremento del 7,6% respecto al ejercicio anterior, según ha comunicado la compañía. El presidente del grupo en Europa y máximo responsable de la firma en España, Yiannis Petrides, explicó que estos buenos resultados vienen a confirmar el buen momento que vive Pepsi en España, debido fundamentalmente a la atención prioritaria que todos los empleados de la compañía han concedido a la mejora del servicio a los clientes, tanto a nivel local como nacional, así como a una política de gestión local y de diversificación de las marcas y al incremento de las acciones de marketing.

Sin embargo, Petrides aseguró, en referencia a Coca Cola, que “el principal problema de mercado español de refrescos es el abuso de posición dominante que realiza nuestro principal competidor y sus embotelladores, situación que ya denunciamos en marzo de 2000”.

Unas presuntas prácticas comerciales desleales, las de Coca-Cola, que esta semana también han sido sido denunciadas por la filial española del grupo británico Cadbury Schweppes ante el Servicio de Defensa de la Competencia.