AMDPress.- Compañía de Bebidas PepsiCo España registró una facturación de 742,38 millones de euros durante 2002, un 2,98% menos que los 765,2 millones obtenidos durante el anterior ejercicio. Estos resultados coinciden con la evolución general del consumo de refrescos durante el pasado año, en el que las ventas de gaseosas y bebidas refrescantes cayeron un 2,2%, según los datos del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación.

En este sentido, los productos "tradicionales" (refrescos de cola y cítricos con gas) fueron los más afectados por la contención de las ventas, en la que incidieron las malas condiciones climatológicas del verano del pasado año, momento de mayor actividad en el consumo. Para minimizar esta dependencia y abrir nuevas vías de crecimiento, las compañías del sector han optado en los últimos años por otros segmentos como las bebidas energéticas e isotónicas y, sobre todo en 2002, el agua envasada.

En el caso de PepsiCo España, la compañía se introdujo en el sector de aguas en el verano de 2002 con la marca Aquafina, agua potable preparada procedente del Parque Natural del Gorbe (Álava), en cuyo desarrolló anunció una inversión de 10 millones. De igual forma, el pasado año presentó el refresco de cola con toque de limón Pepsi Twist y la bebida energética Guaraná Antárctica.