El grupo francés de bebidas alcohólicas Pernod Ricard facturó 732.098 millones de pesetas en 2000, lo que representa un 22% más que en el ejercicio anterior. Este incremento se debe básicamente a su negocio fuera de Francia, que supuso un 77% de su cifra de negocios.