AMDPress.- El consejo de administración de la compañía francesa de bebidas alcohólicas Pernod Ricard ha lanzado una oferta de compra amistosa por Allied Domecq por valor de 7.400 millones de libras (10.700 millones de euros). La dirección de la compañía británica se ha mostrado conforme con esta oferta y ha recomendado unánimemente a sus accionistas que la acepten.

La unión de Pernod Ricard, la tercera compañía mundial de bebidas espirituosas y de Allied Domecq, la segunda, supondría la generación de un grupo con ingresos anuales cercanos a los 7.000 millones de euros, sólo superados por la británica Diageo, que cerró su ejercicio fiscal 2003-2004, (finalizado el 30 de junio) con un volumen de negocio de 8.891 millones de libras (cerca de 13.000 millones de euros).

Allied Domecq ha comunicado sus resultados del primer semestre, donde refleja un beneficio bruto de 285 millones de libras (399 millones de euros), un 7% más que en el mismo periodo del año anterior, si bien el volumen de negocio se mantuvo estable en 1.700 millones de libras (2.493 millones de euros). Los términos del acuerdo suponen una profunda reestructuración de la cartera de productos del nuevo grupo y de la compañía estadounidense Fortune Brands, que participará indirectamente en la operación mediante la adquisición de algunas marcas actualmente en manos de Allied y de Pernod. Estos trasvases de marcas facilitarán la financiación de la compra por parte de Pernod y, en algunos casos, evitarán problemas de competencia en aquellos países donde el grupo francés ya cuenta con amplia presencia.

Así, si culmina la compra, Pernod Ricard conservará la mayor parte de los activos de Allied Domecq, como las marcas de espirituosos Beefeater, Ballantine's, Malibu, Stolichnaya, Kahlua y Tia Maria, así como los vinos premium Montana, Mumm y Campo Viejo. Asimismo, la compañía francesa se hará con marcas locales relevantes en los mercados de Corea del Sur, Canadá y México.

Por otra parte, Fortune Brands se hará con ginebra Larios, actualmente en manos de Pernod, así como con diferentes activos de Allied Domecq, por un valor total de 4.100 millones de euros. Entre estos últimos se encuentran los derechos de distribución y las principales marcas locales de Allied en España (Dyc, Centenario, Castellana, Fundador), Reino Unido (Harvey´s, Cockburn) y Alemania (Kuemmerling, Jacobi), así como las marcas de espirituosos Canadian Club, Courvousier, Maker's Mark, Sauza y Laphroaig, y los vinos californianos Clos du Bois. Todos estos movimientos están condicionados a la aceptación final de la oferta de Pernod Ricard por parte de Allied Domecq.

La compañía francesa financiará el 20% de la operación a través de la emisión de acciones y el 80% restante en metálico mediante un crédito en el que participan JPMorgan, Morgan Stanley, Royal Bank of Scotland, BNP Paribas y Societé Générale. La oferta representa una prima del 36,2% sobre el precio al que cerraron los títulos de Allied Domecq el pasado 3 de febrero, la última sesión bursátil antes de que se desencadenaran los rumores sobre la operación.