Aral Digital.- Pernod Ricard ha reducido su facturación un 2% en su ejercicio fiscal 2009/2010, respecto a los datos del curso anterior, si bien, tal y como indican la propia compañía, registrará un crecimiento interno del resultado operativo corriente de entre el 3% y el 4%, frente al estimado anteriormente de aproximadamente el 3%.

Desde la multinacional francesa indican que este ejercicio ha estado marcado por “un contexto económico en mejoría” respecto al del anterior, principalmente durante el segundo semestre. “Pernod Ricard ha seguido disfrutando de las ventajas de su amplia cartera de marcas premium y de la fortaleza de su red mundial de distribución, líder en los mercados emergentes”, afirman.

Los motivos de la caída de la facturación se encuentran, según el fabricante de licores y bebidas espirituosas, en un efecto negativo del 1% de los tipos de cambios de divisas y otro del 3% debido a los cambios registrados en la estructura del grupo en relación a la venta de las marcas Wild Turkey y Tia Maria. Sin tener en cuenta estos factores, el crecimiento interno de la facturación asciende a un 2%, impulsado por las marcas del Top 14.

Asimismo, la empresa francesa explica que el fuerte crecimiento de la facturación en el segundo semestre (9%) se ha visto favorecido por “la recuperación progresiva del consumo en los mercados maduros, una aceleración del crecimiento en los países emergentes y una base de comparación favorable, en particular en el tercer trimestre, dado el impacto de la crisis y la reducción de existencias de los distribuidores en numerosos países durante el ejercicio anterior”.

Por regiones, Pernod Ricard destaca que Asia y Latinoamérica “han mantenido su dinamismo”, mientras que se ha confirmado la mejoría de las ventas en Europa del Este, en Estados Unidos y en los mercados Duty Free. Sin embargo, apunta que, en general, la actividad ha seguido resintiéndose en Europa Occidental, en particular en España y en el Reino Unido, y, más recientemente, en Grecia.

Por otro lado, el grupo Pernod Ricard anunció ayer la venta de las marcas de vino con Denominación de Origen Calificada Rioja Marqués de Arienzo y Viña Eguía a un consorcio de compradores formado por Vinos de los Herederos del Marqués de Riscal y Gangutia (Bodegas Muriel) por un total de 28 millones de euros libres de caja y deuda financiera.