Aral Digital.- Pernod Ricard ha obtenido una facturación consolidada (excluyendo los impuestos) de 1.646 millones de euros en el primer trimestre fiscal del año (del 1 de julio al 30 de septiembre), es decir, un 6,2% menos que en el mismo periodo del año pasado. Estas cifras se traducen en un retroceso del crecimiento interno del -4%, “acorde con las expectativas de la compañía”, tal y como asegura el propio grupo.

Las 15 marcas estratégicas de la empresa han registrado un decrecimiento del -5% en valor, y del -9% en volumen. Las más dinámicas en valor son Martell ( 13%), Havana Club ( 6%), Jameson y Ricard (ambas con 2%). Por su parte, Absolut (-7%) “sufre las consecuencias de una base particularmente elevada, aunque destaca la mejoría en las ventas a consumidores en Estados Unidos”, tal y como indica Pernod Ricard.

Chivas Regal (-7%) afronta efectos técnicos “desfavorables” (cambio de distribución de Kirin a Pernod Ricard Japan), mientras que “resiste bien” en Europa Occidental y “crece” en Sudamérica. En el caso de Ballantine's, la marca “retrocede en Asia y en Europa del Este, pero mantiene su posición en Europa Occidental”, asegura la empresa.

Por áreas geográficas, los mercados emergentes son el principal motor de crecimiento en este primer trimestre ( 6%), mientras que la zona Asia/Resto del Mundo ( 3%), impulsada por China e India, “refuerza su contribución en la facturación”.

Pierre Pringuet, director general de Pernod Ricard, ha declarado al respecto de estas cifras que “el resultado de este primer trimestre refuerza nuestra confianza para el ejercicio en curso y nuestra determinación para reforzar las inversiones publi-promocionales en nuestras marcas estratégicas”.