AMDPress.- Perrier Vittel, el negocio de aguas envasadas de la multinacional suiza Nestlé, ha cambiado su imagen corporativa y su denominación social por la de Nestlé Waters, “con el objetivo de lograr una identificación inmediata de la compañía con el sello de calidad de la multinacional suiza a la que pertenece desde hace 20 años, y también como reconocimiento a la importancia que esta división ha adquirido durante los últimos años dentro de las ventas globales del grupo”, explicó en rueda de prensa Frits van Dijk, consejero delegado de Perrier Vittel.

Nestlé Waters logró el pasado año un volumen de negocio de 5.000 millones de euros, lo que supone el 9% de la facturación del grupo. En España, la envasadora de aguas, que siguiendo la línea de la sociedad matriz pasará a denominarse Nestlé Waters España, tiene previsto convertir a su marca panaeuropea Aquarel en el eje principal sobre el que girará su desarrollo en el mercado español, donde la firma comercializa 250 millones de litros al año y tiene una cuota de mercado entre todas sus marcas del 6,5%, tras crecer un 25,4% en el pasado ejercicio, hasta alcanzar una facturación de 54 millones de euros.

En este sentido, la filial española acaba de iniciar la explotación de un manantial en la localidad riojana de Torrecillas de Cameros, que se suma al que ya tiene en Arbúcies (Girona), para su marca panaeuropea. La inversión realizada en este nuevo manantial en La Rioja y en la adecuación de su planta de Peñaclara, donde se envasará dicha agua con la marca Aquarel, asciende a 2,4 millones de euros y ha supuesto la creación de 30 nuevos puestos de trabajo. Esta nueva producción de Aquarel se destinará al mercado portugués y al sur de España, donde la empresa tiene en proyecto poner en marcha otra planta en los próximos años.