AMDPress.- El Grupo Pescanova, a través de su filial acuícola Insuiña, prevé invertir 50 millones de euros hasta el año 2006 en una granja de cultivo de rodaballo, que permitirá incrementar hasta 4.000 toneladas su actual producción de 600 toneladas de rodaballo. Este centro de cultivo se ubicará en Cabo Toriñan (La Coruña) y, según el gerente de Insuiña, Enrique de Llano, podría situar a Pescanova como una de las mayores comercializadoras de rodaballo de España y Europa. En una primera fase, la firma gallega destinará 25 millones de euros a la construcción de las instalaciones, que comenzarán a finales del presente año 2003.

La granja, cuya construcción estará subvencionada en parte por la Xunta de Galicia, se encuentra en una finca de 300.000 metros cuadrados, con una superficie construida de 140.000 metros y un área de cultivo de 105.000 metros. Estas instalaciones generarán 450 puestos de trabajo y comenzarán a producir rodaballos comercializables a partir de 2006, tras los dos años de cría necesarios de los alevines, cuya inmersión se prevé para el verano de 2004.

Insuña alcanzó una facturación superior a los 10 millones de euros durante el pasado año. La filial de Pescanova tiene previsto invertir entre 1,5 y 2 millones de euros en la ampliación del criadero de rodaballos, doradas y lubina en Mougás y una cifra similar en el desarrollo de la planta de engorde de rodaballo en O Grove, ambas en Pontevedra. También en esta provincia, Insuña tiene en marcha un centro de cultivo de rodaballo en la Ría de Aldán, con una capacidad productiva de 600 toneladas al año y en fase de I D el cultivo de lubina y lenguado.