El grupo Pescanova tiene previsto desarrollar un programa de relanzamiento de su negocio acuícola para los próximos cinco años, con el objetivo de pasar en este plazo de tiempo de la facturación actual de 12.000 millones de pesetas hasta los 60.0000 millones de pesetas, de forma que la mitad de sus ingresos proceda de esta división de piscifactorías.

Esta división del grupo denominada “Acuinova”, es pionera en el desarrollo de la acuicultura en nuestro país y en la actualidad cuenta con cinco plantas dedicadas a la reproducción de especies como el rodaballo, la dorada, lubina o los langostinos, dos de ellas ubicadas en Galicia y tres en Andalucía.

Las otras dos divisiones de la multinacional gallega son: “Aliholding”, encargada de la comercialización de alimentos congelados y platos preparados, y “Fischo”, división que engloba la flota de más de cien barcos que faenan en 18 países.