Procavi ha inaugurado en Marchena (Sevilla) la primera estación depuradora española que utiliza la tecnología de más alto rendimiento en eficiencia energética, producción de agua y calidad de agua: la tecnología LEAP de General Electric (GE). La estación depuradora está ubicada dentro del complejo de producción de Procavi en la localidad andaluza. GE suministró su tecnología LEAP a AEMA, elegida por Procavi para el proyecto de ingeniería, abastecimiento y construcción por su experiencia y amplias referencias en sistemas de depuración MBR, para hacer frente a los retos que en materia de agua representaba, por un lado, la reciente ampliación de sus instalaciones y el aumento de su capacidad de producción cárnica y, por otro, la rigurosa regulación vigente sobre vertidos de aguas residuales y calidad exigida del agua.

En este sentido, la tecnología de alto rendimiento LEAP de GE permite ahora a Procavi duplicar la producción de agua depurada, pasando de los 600 m3/día a través del sistema convencional anterior, a los 1.200 m3/día actuales; un volumen equivalente al consumo diario de agua de unas 6.000 personas. El agua procesada se reutilizará para lavados y riego. Procavi también se beneficiará de una reducción de al menos el 30% en los gastos energéticos de la planta y de un 20% en emisiones de carbono respecto a los sistemas MBR actuales.

La estación depuradora de aguas residuales forma parte del Sistema de Gestión Integral Productiva y Medioambiental que Procavi configura para su actividad empresarial y que le permite controlar todo el círculo productivo de forma simultánea a su defensa de los valores medioambientales. Además de la planta de depuración, el sistema en el complejo de Marchena integra un centro de multiplicación de aves, la planta incubadora, dos fábricas de piensos, granjas de cría y engorde, laboratorio de control de calidad, matadero, sala de preparación de carnes, estación depuradora de aguas residuales, una planta de aprovechamiento de subproductos, una planta de cogeneración que funciona con gas natural y la comercialización y distribución de los productos.

“Cuando Procavi se vio en la necesidad de ampliar su planta de tratamiento de aguas residuales por necesidades de producción, consideró la posibilidad de obtener agua apta para su reutilización, la rigurosa normativa de vertidos y la importancia de elegir una solución que fuera económica desde el punto de vista energético. La tecnología LEAP de GE garantiza que el agua vertida es de la más alta calidad y ofrece el nivel de consumo energético más bajo para un equipo de este tipo, comenta Jaime Sánchez, director comercial para el Sur de Europa de la división GE Water & Process Technologies.

Alfonso Serrano, director general de Procavi, afirma: “Con la puesta en marcha de esta nueva tecnología avanzamos en nuestra firme apuesta por compatibilizar el proceso industrial con el mayor respeto medioambiental”. Por su parte, Luis Carlos Martínez, director técnico de AEMA, la empresa de ingeniería que diseñó y gestiona la planta de tratamiento de agua de Procavi explica: “La tecnología LEAP de GE ha sido la opciónidónea para modernizar la estación de tratamiento de aguas residuales de Procavi. Hemos instalado los equipos de manera sencilla y sin necesidad de aumentar la superficie de las instalaciones. LEAP es también una opción rentable y energéticamente eficiente para dar respuesta a la necesidad de ampliación que Procavi precisaba”.