Aral Digital.- Procavi, empresa perteneciente al Grupo Fuertes y especializada en producción de pavos cebados en España, ha inaugurado una planta incubadora en Campillos (Málaga), con una capacidad productiva superior a los 250.000 huevos semanales. Con una inversión de tres millones de euros, la fábrica se ha diseñado para cumplir los más exigentes controles de seguridad e higiene consiguiendo una asepsia total en el proceso productivo desde la entrada del huevo a su eclosión, según fuentes del grupo.

La puesta en marcha de esta planta incubadora que supone la creación de 20 puestos de trabajo directos y más de 100 indirectos, indica el Grupo Fuertes.

El sistema de incubación simula en todo momento las condiciones naturales de un nido, gracias a exactos controles de la temperatura del huevo, a través de radiaciones infrarrojas, denominado 'OvuScan', consiguiendo un “perfecto desarrollo del embrión, lo que asegura la viabilidad del pavo”. Siguiendo esta dinámica el huevo es volteado, cada 60 minutos, igual que haría la madre en el nido durante el periodo de incubación, precisa la empresa.

El proceso, que es pionero en España, dura 28 días durante los cuales Procavi incluyó otra mejora, que consiste en el control no sólo de la humedad y la temperatura ambiente, sino además, de la temperatura de la cáscara del huevo así como de los niveles de dióxido de carbono (CO2), consiguiendo así un mayor desarrollo de los pulmones y el corazón de las aves que nacen más fuertes y sanos. Actualmente, Procavi está compuesto por 500 trabajadores y su facturación en el ejercicio 2008 fue de 73 millones de euros, un 57% más respecto al año anterior. Su producción anual supera los 50 millones de kilos, equivalentes a más de 5,3 millones de pavos procesados.