AMDPress.- La filial de productos lácteos de Ebro Puleva, Puleva Foods, ha decidido constituir una nueva sociedad junto con la familia Castelló, que se encargará de gestionar las marcas El Castillo, Nadó y Plana de Vic, referencias de la antigua firma Granja Castelló que desde 1999 están bajo la órbita de Puleva.

La nueva sociedad, Castillo Castelló S.A., con sede en Mollerusa, participada en un 80% por Puleva Foods y en un 20% los Castelló, nace con un capital social de 250.000 euros y se dedicará exclusivamente a la comercialización de esas tres marcas, con el objetivo de potenciar su presencia en mercados como el catalán mediante una gestión más local.

La familia Castelló vendió en 1999 el 80% de Granja Castelló a Puleva a cambio de un 5% en la sociedad láctea granadina, que fue valorado en 24 millones de euros. Posteriormente, en octubre de 2001, traspasaron el otro 20% restante de Granja Castelló, que fue absorbida por Puleva Foods, quedándose la familia Castelló con una participación minoritaria en el grupo Ebro Puleva.

Con la constitución de esta nueva sociedad, cuyo consejo de administración estará formado por cuatro representantes de Puleva Foods y tres de la familia Castelló, se recupera el origen catalán de Granja Castelló, empresa fundada en 1932 por una familia de ganaderos de Tordera, que en 1999 contaba con una facturación de 140 millones de euros.