El próximo 1 de junio, Michel Fernandes asumirá el cargo de director financiero de Nestlé en la Región Ibérica (España y Portugal). Jorge Olalde, que hasta ahora ocupaba esta posición, pasa a ser el responsable de las finanzas en Nestlé Waters para la Zona Europa, Oriente Medio y Norte de África. Fernandes, de 47 años y nacionalidad francesa, se incorporó al equipo de finanzas de Nestlé Waters Brasil en 1998.

En 2003 fue nombrado responsable financiero de Nestlé Waters Hungría y desde 2004 hasta 2012, ocupó relevantes posiciones en el área de Finanzas y Control en la Región de Oriente Medio y África para el negocio de Aguas, incluyendo el cargo de director financiero en Nestlé Waters en la Península Arábica. De 2012 a 2016 pasó a ocupar cargos internacionales en el equipo de finanzas de Nestlé Professional y en 2017 fue nombrado para su actual posición de responsable de finanzas en Nestlé Professional para la Zona América. Hasta el momento, ha estado viviendo en Suiza con su mujer y sus 2 hijos, con quienes ha compartido la experiencia de vivir ya en 9 países y 3 continentes distintos.

Fernandes ha afirmado que: “asumo esta nueva posición con mucha ilusión. Confío que esta va a ser una etapa de crecimiento y aprendizaje para todos. Mi reto es ayudar a la compañía a acelerar el crecimiento y sostener su trayectoria de éxito de los años anteriores en la Region Ibérica”.

Por su parte, Jorge Olalde inició su carrera en Nestlé España en 1997. Después de ocupar varias posiciones y ser el responsable financiero del negocio de Helados, en 2010 asumió la dirección financiera en Nestle Portugal. A partir del año 2013, dirigiría la División de Alimentación en Portugal, liderando el desarrollo de los negocios de Chocolates, Lácteos y Culinarios con años consecutivos de crecimiento y mejora de resultados. En 2016 Olalde fue nombrado director financiero de la Región Ibérica.

Durante estos años, ha liderado y transformado una comunidad de Finanzas y Control diversa, llena de talento y ejemplo de alto rendimiento, desarrollando nuevas unidades financieras globales en Barcelona que han facilitado la transformación financiera en el Grupo Nestlé. Además, su sólida visión del negocio y de la cadena de valor de las operaciones, y su pasión y dedicación, han sido fundamentales para asegurar la mejora continua de la rentabilidad en la Región Ibérica año tras año.