Sal Maldon, en su apuesta por la sostenibilidad y el cuidado del medio ambiente, ha lanzado un nuevo envase reutilizable. Se trata de un molinillo con capacidad para 55g, ajustable y recargable. De esta manera, puede emplearse las veces que se necesite sin necesidad de optar por otro recipiente. 

Este molinillo permite dos posiciones, que se ajustan a la necesidad de sal. Una de ellas muele la sal (para postres o salsas) y la otra mantiene las escamas casi intactas (perfecta para carnes o ensaladas). Cada función se adapta a un tipo de plato. Además, gracias a este envase, se puede colocar en cualquier mesa. 

Cabe destacar que el recipiente es de vidrio, con lo que se demuestra su compromiso con el entorno. El consumidor puede encontrar el nuevo recipiente en grandes superficies como El Corte Ingles, Carrefour o Eroski y en tiendas delicatessen de toda España.