AMDPress.- Sanmy, fabricante de bebidas ubicada en Terrasa, ha demandado a Cadbury Schweppes Bebidas de España ante la Dirección General de Defensa de la Competencia de la Generalitat de Catalunya por prácticas contra la libre competencia en el segmento de gaseosas. Según la firma catalana, la multinacional está imponiendo la venta en exclusiva de su marca La Casera a sus clientes de hostelería desde mediados del pasado año .

De igual forma, Sanmy critica que Cadbury Schweppes está llevando a cabo una serie de acciones muy agresivas en el mercado como el regalo de cajas y botellas de La Casera por la compra de otros productos Schweppes.

Por su parte, la filial española del grupo británico ha concretado que, por el momento, su única medida en este conflicto ha sido satisfacer las peticiones de información del organismo para la defensa de la competencia del Gobierno catalán, de reciente creación.

Se da la circunstancia de que hace dos años Cadbury Schweppes emprendió acciones legales contra Pepsico y Coca-Cola por la realización de prácticas similares a las ahora denunciadas (ver ARAL Digital 357 y 371).

Cadbury Schweppes adquirió en 2001 La Casera, tercera compañía de bebidas refrescantes del mercado nacional, a Iberian Beverages Group por un valor cercano a los 120 millones de euros (ver ARAL Digital 326). Esta operación situó a la multinacional como la segunda firma del mercado español de bebidas refrescantes, por detrás de Coca-Cola.