AMDPress.- La filial nacional del grupo cervecero británico Scottish & Newcastle espera incrementar un 50% sus ventas en los próximos años. La compañía obtuvo en el último ejercicio unas ventas de 8,2 millones de euros, que significaron una facturación de 12'5 millones de euros. El plan de crecimiento se basará en el impulso de la comercialización en hostelería, canal que supone el 90% de su negocio (el 10% restante corresponde a alimentación).

Scottish & Newcastle Ibérica distribuye en el territorio nacional la cerveza australiana Lager Foster's, así como la cerveza de abadía Grimbergen, la ale británica John Smith's, Newcastle Brown Ale, Beamish Irish Stout, Miller Genuine, Maes Pils, Judas, Blanca de Brujas y Mort Subite. La compañía se centrará en un primer momento en la expansión en hostelería especializada en cervezas de importación (bares, pubs irlandeses, etc.), por lo que la participación del canal alimentación sobre la comercializa no variará en los tres próximos años. Sin embargo, Scottish & Newcastle prevé alcanzar un conocimiento y un mercado de consumidores que le permita fortalecer su presencia en la distribución moderna.

La subsidiaria del grupo británico en la Península Ibérica comenzó su andadura en marzo de 2001. Su puesta en marcha fue consecuencia de la prohibición de comercialización de marcas de terceros impuesta por el Tribunal de la Competencia a Mahou y San Miguel para autorizar su fusión.