Aral Digital.- Está previsto que los españoles consuman 40 millones de botellas de cava estas navidades. Ello supone un 6% más que el año anterior, según los datos facilitados hoy, 15 de diciembre, por el presidente del Consejo Regulador del Cava, Gustavo García Guillamet.

El 50% de las ventas de cava, en los últimos años, se ha concentrado en los días de Navidad, Fin de Año y Reyes, pero “actualmente está cambiando y en estos momentos el consumo de cava en navidades representa, aproximadamente, un 40 % del anual”, afirmó el presidente del Consejo Regulador.

En los primeros nueve meses del año, el cava ha incrementado el consumo un 5,85% con respecto a 2005, aunque la subida más fuerte se produce en el último trimestre del año. Para García Guillamet, “el cava ha superado y olvidado el boicot de los años 2004 y 2005, por lo que esperamos superar ampliamente la cifra del 6% en el mercado interior”.

Los alemanes, los británicos y los estadounidenses son, después de los españoles, los que más beben cava. Así, Alemania es el país que más porcentaje ha importado hasta el tercer trimestre del año con 31 millones de botellas. El Reino Unido alcanza las 17 millones de botellas, mientras que Estados Unidos adquiere 9 millones.

Las ventas de cava en el exterior, según previsiones del Consejo Regulador del Cava, se incrementarán este año alrededor de un 4% en relación a 2005, año en que se vendieron 222 millones de botellas de las que 129 millones, el 58%, se exportaron y 93 millones, el 42%, se destinaron al mercado interior.

Para 2007, el sector del cava aúna fuerzas para conseguir que los consumidores conozcan más este vino espumoso. Además, el Consejo Regulador del Cava planea “un proyecto más puntual, que es el cambio de la sede del Consejo Regulador a un lugar emblemático como es Sant Sadurní d’Anoia, en la finca conocida como Can Guineu”, añade García Guillamet.