Aral Digital.- El descenso del consumo es sólo una de las pautas que empiezan a ser muestra de la situación económica general. Según los datos presentados en el último informe mensual de IRI (25 de agosto a 28 de septiembre de 2008), se confirma una evolución del 4% para el Total España (H S), de la cuál un 5% se debe a incrementos en el precio.

De este modo, septiembre se convierte en el primer mes del año que recoge un crecimiento negativo en el consumo, -1%. Y ello se refleja en que familias tan básicas de la cesta de la compra como leches y batidos, descienden en su consumo en casi un 4% con respecto al mismo período del año 2007.

También a nivel canal, los crecimientos descienden. Así lo demuestra el ejemplo de uno de los más dinámicos, el Supermercado Grande, el cuál sólo crece a un 9% (dato dinámico sin descontar las aperturas), cuando su acumulado 2008 es de un 12% y 2007 se había cerrado con un crecimiento del 14%.

Respecto al incremento de la participación de la Marca del distribuidor, en septiembre, el informe recoge como, traspasada la barrera del 35% de participación de dichas marcas, el acumulado del año 2008 es ya de un 34%. Su evolución en valor, de un 16% en lo que llevamos acumulado de año, se encuentra muy por encima de la de las marcas de fabricantes, que crecen a un ritmo del 3%. Aún así, con todos los incrementos de precio del mercado, también se han visto presentes en estas marcas de la distribución.

Es el canal PDM (Perfumerías y droguerías modernas), el que ha obtenido el peor resultado de 2008, con un -4%, lo que condiciona un acumulado 2008 ya con signo negativo de un -1%. Con esta situación, las expectativas de los consumidores no son optimistas, lo que hace que disminuya el indicador de confianza hasta un 49, lo que provoca una inevitable propensión al ahorro en los hogares y al consecuente descenso del consumo que tan necesario sería para reactivar la economía.