Las cifras de la feria SIAL, que tuvo lugar del 16 al 20 de octubre en el Parc des Expositions de Paris-Nord Villepinte, confirman su liderazgo y vocación internacional; además de su papel como escaparate para la innovación dentro del sector agroalimentario mundial. 

7.000 expositores, el 85% de ellos internacionales; 155.000 visitantes, el 70% llegados de 104 países; 120 visitas oficiales internacionales; 250 "eventos dentro del evento"; 2.189 innovaciones candidatas a los Grand Prix a la Innovación, es decir el 10% de la innovación mundial; o 15 Grand Prix entregados, son sólo algunas de las cifras, aportadas por sus organizadoes, que confirman a SIAL París como catalizador de intercambios económicos mundiales.

Este año también se ha observado una mayor implicación de las marcas francesas en el crecimiento internacional, con propuestas innovadoras y productos novedosos para exportar, una señal de la reactivación de lo que está por llegar al sector.

En los pabellones, 250 eventos dieron vida al salón durante 5 días, haciendo concretas las apuestas económicas e intentando aportar respuestas a los desafíos alimentarios

"El perfil de nuestros visitantes nacionales e internacionales está en relación a la calidad de nuestra oferta. Estamos orgullosos de todos los participantes de SIAL París - expositores y visitantes – que contribuyeron a que sea el líder internacional de los mercados transversales de la industria agroalimentaria", afirma Nicolas Trentesaux, director of SIAL Network.

Un salón que también fue el reflejo de la competitividad basada en la innovación, entre los profesionales de un sector económico que tiene la mirada puesta en 2050. "SIAL Paris desempeñó su misión unificadora para clarificar las apuestas de hoy y enfrentarse a los desafíos alimentarios del mañana", según han señalado desde su organización.

Para celebrar el Día Mundial de la Alimentación, SIAL hizo de París la capital del sector alimentario y de la innovación mundial organizando la conferencia "Alimentación sostenible e innovación, el desafío del Siglo XXI", una acción que se inscribe en las tendencias sostenibles de consumo. Además, el espacio "La Cocina" contó con la experiencia de chefs internacionales, bajo la batuta de Joël Robuchon, padrino de esta edición.