Solís renueva su imagen en toda la gama. La marca de Nestlé, que lleva desde 1964 en los hogares españoles y trabajando codo a codo con los agricultores extremeños en la elaboración de sus salsas de tomate, presenta su nueva imagen con la que quiere mostrar su histórico compromiso con la agricultura local sostenible.

Ahora, la marca explica al consumidor en el propio envase cómo se elabora Solís: con tomates 100% cultivados en Las Vegas del Guadiana (Extremadura); de la mano de los agricultores locales; con prácticas sostenibles y respetuosas para el medio ambiente y siendo responsables con el agua en toda la cadena de suministro.

La fábrica de Nestlé en Miajadas (Cáceres) es la primera planta de alimentación en Europa que ha obtenido la certificación “Gold” de AWS por su gestión responsable del agua desde los campos hasta su uso en la fábrica gracias a la iniciativa “Solís Responsable”. Además, es 0 residuos a vertedero y el 100 % de la energía eléctrica comprada procede de fuentes de energía renovable.