AMDPress.- El incremento del aceite de oliva restará unos 25 millones de euros del beneficio bruto de explotación (Ebitda) en el último trimestre de 2005 de la división aceitera del grupo SOS Cuétara, así lo ha reconocido la compañía en un comunicado remitido a la CNMV. La empresa recorta así sus resultados “ante una campaña 2005/2006 de aceite de oliva inferior a las expectativas y ante la volatilidad de los precios de la materia prima en origen que han sufrido un incremento del 45% desde el pasado mes de julio hasta la fecha, situándose en niveles que superan la barrera de los 4,19 euros por kilo”.

Dicho impacto negativo en el Ebitda “se debe a la volatilidad mencionada y a la necesidad de mantener la demanda tanto interna como internacional en línea con nuestra política de marca y de mantenimiento de nuestros compromisos comerciales”, afirma el grupo de alimentación que ha apostillado que desde diciembre, y mientras se mantengan las actuales condiciones en origen, trasladará las subidas de precios a los consumidores para “alcanzar los niveles de rentabilidad habituales en esta actividad”.

Pese al incremento de los precios, el grupo ha afirmado que las cuotas de su principal marca de aceite, Carbonell, han aumentado tanto en el mercado nacional como internacional y ha alcanzado un aumento del 18,6% de las exportaciones respecto a 2004. Sin embargo, el grupo asegura que 'esta situación ha sido totalmente coyuntural' y que una vez ajustados los precios de venta, “los indicadores de volumen, cuotas y márgenes del negocio de aceite de oliva son absolutamente normales, incluso superando los del ejercicio anterior, en línea con el valor de nuestras marcas”.

Por todo ello, su presidente, Jesús Salazar, anunció recientemente en Baeza (Jaén), donde acudió para recoger un premio otorgado por el Mercado de Futuros del Aceite de Oliva ( MFAO) (ver Oleo Digital nº 1263),. que “el año agrícola 2005 ha sido operativamente muy complicado para el sector del aceite de oliva”. Como consecuencia, Salazar reconoció que los resultados obtenidos por el grupo aceitero han sido regulares, aunque, no obstante, precisó que en términos de estrategia ha sido un año “fantastico” para la compañía, ya que "ha tomado la posición de liderazgo mundial" tras la adquisición de la italiana Carapelli, a finales del pasado mes de diciembre. Así las cosas, apuntó que están "muy satisfechos" del trabajo realizado en este sentido, ya que, a su juicio, "el futuro está ahí".