AMDPress.- La empresa Ter Beke, fabricante belga de platos preparados refrigerados y charcutería de calidad, ha cerrado el año 2001 con beneficios, recuperando así las pérdidas recogidas en la primera mitad del 2001.

Los ingresos brutos a final de año han alcanzado los 173,3 millones de euros, que suponen un incremento del 0,7% sobre los 172,2 millones conseguidos un año antes. Por su parte, los ingresos netos fueron de 166,62 millones de euros, con un incremento del 1% respeto a los 164,92 millones del 2000. En lo que se refiere al resultado neto, éste alcanzó la cifra de 1,309 millones de euros, con un decrecimiento del 53% en relación a los 2,787 millones conseguidos un año antes. El cash flow neto ha sido de 11,3 millones de euros, frente a los 12,2 del ejercicio anterior.

Como es sabido, en la primera mitad del ejercicio Ter Beke afrontó el notable crecimiento de los precios del cerdo, incremento en la materia prima que motivó unas pérdidas de dos millones de euros hasta junio de 2001. Por contra, en la segunda mitad del año los precios del cerdo y los márgenes retornaron a su nivel normal alcanzando también ahorros en costes en otras áreas operativas.

España merece mención especial ya que sus ingresos se han doblado de nuevo, siendo la compañía líder indiscutible en lasaña fresca.