Trapa presenta un nuevo formato para sus Trapamilk, que pasan de venderse en un formato de cinco unidades a uno de tres y con un packaging más actual y acorde con la renovada imagen de la marca.

Se trata de una opción nutritiva y que tiene en cuenta desde las intolerancias alimentarias más comunes en los niños (como la celiaquía) hasta la sostenibilidad al estar exento de gluten, grasas hidrogenadas, ácidos grasos trans y aceite de palma, al igual que el 100% de los productos de la gama Trapa.