AMDPress.- Según los datos de MasterPanel de Taylor Nelson Sofres, el mercado español de la pasta fresca refrigerada está en pleno crecimiento, con incrementos del 34% anual en el valor de las ventas. Durante el 2001 un 15% de los hogares españoles consumieron pasta fresca refrigerada, aunque las diferencias entre regiones son muy grandes y se observan grandes variaciones debido a los hábitos de consumo en alimentación. Durante el año 2000 la penetración apenas alcanzó el 13% del mercado.

Si observamos la distribución del consumo por canales, cabe destacar que las tiendas especializadas mantienen un peso muy importante en la categoría. Todo lo contrario de lo que sucede con la pasta seca.