AMDPress.- La firma de productos cárnicos Incarlopsa (Industrias Cárnicas Loriente Piqueras) ha presentado un nuevo expediente de regulación de empleo tras el incendio que afectó el pasado viernes, 28 de febrero, a su fábrica, ubicada en Tarancón (Cuenca).

La empresa manchega ve así agrava la situación ocasionada en octubre de 2001, cuando una gran parte de este mismo matadero resultó afectado por otro fuego, lo que provocó una primera regulación temporal de empleo que afectó a unos 200 trabajadores.

Por el momento, Incarlopsa continúa evaluando las pérdidas provocada por este nuevo percance que retrasará la recuperación de las cifras de producción y ventas de la compañía, que fueron de unos 129 millones de euros en 2001.

Como se recordará, en marzo de 2001 (ver ARAL Digital 245) Industrias Cárnicas Loriente Piqueras (Incarlopsa) y Embutidos F. Martínez firmaron un acuerdo con Mercadona para poner en marcha un centro de producción para elaborar en exclusiva productos cárnicos dirigidos a la cadena valenciana de supermercados. Para comenzar esta actividad Incarlopsa y Embutidos F. Martínez aportaron cada una el 45% del capital de la sociedad, Martínez y Loriente, mientras que Mercadona controlaba el 10% restante.