Un estudio de investigación de clínica experimental ha sido elegido para su presentación entre las novedades científicas en el reciente Congreso Nacional de Enfermedades Cardiovasculares celebrado en Santiago de Compostela, al testar que determinados productos cárnicos elaborados son una fuente de bioactivos con capacidad antioxidante y cardioprotectora, frente a enfermedades como el infarto y la hipertensión arterial. Este estudio ha estado dirigido por el doctor Domingo Pascual-Figal, jefe de sección de cardiología del Hospital Clínico de La Arrixaca y director del grupo de Investigación Clínica y Traslacional en Cardiología (ICTC), perteneciente al IMIB y la Universidad de Murcia.

La investigación, en la que también han intervenido los investigadores Mari Carmen Asensio, Antonio Lax y Jesús Sánchez se llevó a cabo con los siguientes productos de la gama BienStar de Elpozo Alimentación: pechuga de pavo, jamón cocido, jamón curado, mortadela y fuet. Es decir, alimentos de un perfil nutricional optimizado. Bajos en grasas, reducidos en sal, sin lactosa, sin féculas y sin gluten.

Como desacan desde Elpozo, esta investigación científica resulta de especial interés dado que tradicionalmente las propiedades antioxidantes y de cardioprotección fueron atribuidas a productos no cárnicos.

En los últimos años los productos cárnicos han sido mejorados buscando un perfil más cardiosaludable, siendo, Elpozo Alimentación, por ejemplo, "la primera empresa en desarrollar una gama específica de este segmento, la gama BienStar", según señala la compañía. Entre las últimas incorporaciones de esta gama destacan el fuet con un 50% menos de grasa o el  Bacon de Pavo, único en el mercado, que, manteniendo su sabor, aporta un 70% menos de grasa.