Aral Digital.- Unilever ha obtenido un beneficio neto de 3.556 millones de euros en los tres primeros trimestres del año, que supone un incremento del 29% respecto al mismo periodo de 2009. Los ingresos de la compañía anglo-holandesa han alcanzado los 33.443 millones de euros, un 10,9% más.

Según indica el propietario de marcas como Knorr, Rexona y Mimosín, entre otras, estos ingresos se han visto impulsados por el crecimiento de las ventas en países de economías emergentes, mientras que “continúan las dificultades” en otros mercados como los de España, Grecia e Irlanda.

En el tercer trimestre del ejercicio, el beneficio neto de Unilever ha alcanzado 1.347 millones de euros, un 21% superior al del mismo periodo de 2009, mientras que su cifra de negocio ha mejorado un 13,2%, hasta 11.548 millones.