AMDPress.- La multinacional angloholandesa de productos de gran consumo Unilver ha anunciado su intención de desprenderse en el mercado español de sus marcas de crema de cacao Nocilla, de la gama de edulcorantes Mesura y de su negocio de ingredientes para la industria alimentaria. Dentro de este plan de desinversiones se incluye también la fábrica de Montmeló en Barcelona, instalaciones propiedad de Unilever desde 2000, cuando el grupo adquirió la firma Bestfoods. Este planta, donde se producen la crema Nocilla, algunos edulcorantes, la harina de maíz Maicena y ciertos productos que la compañía comercializa con la marca Starlux, cuenta con una superficie de 70.000 metros cuadrados y una plantilla de 170 personas.

Para Unilever, que ya está estudiando varias ofertas, esta operación forma parte del plan global del grupo de desprenderse de aquellos negocios no estratégicos para la compañía. En España la multinacional ya se ha deshecho de la firma de masas congeladas Croexsa, de sus congelados Frudesa y de los aceites La Masía.