Unilever se ha comprometido, a través de su Plan Unilever para una Vida Sostenible (USLP), a reducir a la mitad la cantidad total de agua que utiliza en toda su cadena de suministro, incluyendo el uso que hacen los consumidores de sus productos en el año 2020. Actualmente, el 38% de la huella hídrica doméstica de la compañía proviene del proceso de lavado, siendo una parte importante el lavado a mano de los países en vías de desarrollo. Otro 44% de su impacto proviene de ducharse, bañarse y lavarse el cabello con sus productos.

El uso que el consumidor hace de los productos en el hogar es también fundamental en la reducción de la huella hídrica, razón por la cual la compañía ha querido ofrecer a los consumidores una serie de consejos prácticos para ayudarles a hacer un uso responsable de este bien tan escaso coincidiendo con la celebración del Día Mundial del Agua, que contribuirá a la sostenibilidad y el ahorro en el hogar.

Unilever ha establecido un Decálogo de consejos para ahorrar agua, ya que a lo largo del día se pueden llevar a cabo pequeñas acciones que ayudarán a ahorrar agua en tres momentos clave: al ducharnos o asearnos, al lavar la ropa y al cocinar o regar.