La multinacional angloholandesa de productos de gran consumo Unilever ha anunciado que se desprenderá de algunas marcas norteamericanas del portafolio de Besfoods, empresa que compró el pasado mes de octubre por 28.332 millones de euros (4,7 billones de pesetas).

Entre las referencias, que según Unilever no entran dentro de su estrategia de futuro, destacan el aceite para cocinar Mazola, el sirope Golden Griddle y los condimentos, las salsas para ensaladas Henri's o los productos elaborados a base de almidón y maíz Argo y Kingsford's. También se incluirán en este plan de desinversión, una serie de referencias canadienses, entre las que destacan los productos de maíz Benson's, y el aceite St Lawrence, entre otras.