El grupo angloholandés Unilever ha vendido por 175 millones de dólares (190,57 millones de euros ó 31.731 millones de pesetas) sus actividades de mariscos congelados en Norteamérica a Nippon Suisan, filial de la compañía japonesa Nippon Suisan Kaisha. La operación también incluye el negocio de Gorton en Estados Unidos y la división de mariscos de BlueWater en Canadá.

Aunque todavía está pendiente de obtener la aprobación de las autoridades de la competencia, la transacción podría culminar en el segundo semestre de este año.

Las actividades vendidas, que cuentan con 750 empleados, obtuvieron durante el pasado año una facturación conjunta de 250 millones de dólares (272,25 millones de euros ó 45.300 millones de pesetas) y un resultado bruto de explotación de 20 millones de dólares (21,78 millones de euros).

Gorton es la primera marca de venta al por menor de marisco congelado en Estados Unido, y BlueWater es la segunda marca del sector en Canadá.