AMDPress.- Durante el pasado ejercicio, la facturación de United Biscuits Southern Europe (UBSE) aumentó en un 5,2%, alcanzando una cifra de 315,5 millones de euros, frente a los 299,7 millones del año precedente. El aumento experimentado en ventas de galletas –un 7,2%- actuó como motor del crecimiento de las ventas netas de la compañía. En el transcurso del pasado ejercicio económico, el EBITDA –beneficios antes de impuestos y amortizaciones- de UBSE se situó en 46,4 millones de euros, lo que representa un 15,2% con respecto al año anterior.

La compañía consolidó en 2003 su posición en el segmento de las galletas, en el que alcanzó una cuota de mercado del 27,2%, frente al 26,5% previo. El aumento de cuota experimentado es especialmente significativo, ya que se produce en un sector maduro en el que el crecimiento de las ventas se ha ralentizado en el último año.

Durante los últimos meses, United Biscuits ha realizado una firme apuesta por la Península Ibérica, y prueba de ello es el traslado de la producción de postres en polvo para Oriente Medio de la planta de Túnez a la de Montornés del Vallés (Barcelona) o la adquisición de Triunfo Productos Alimentarios S.A., líder del mercado galletero portugués.

La compañía alcanzó, precisamente, en el país vecino una cuota de mercado del 15,8%, gracias al éxito de las campañas realizadas y al lanzamiento de nuevos productos. United Biscuits Group posee en España dos plantas de producción de galletas (Viana y Orozco), en las que se producen las marcas Artiach y Fontaneda; tres plantas de producción de conservas (Mérida, Montijo y Don Benito), donde se elaboran los productos de Fruco y Apis; y una planta de fabricación para los postres Royal, situada en Montornés del Vallés.