AMDPress.- La Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA) denuncia que la importación de más de 1 millón de litros de leche diarios procedentes fundamentalmente de Francia y Portugal a bajos precios, está hundiendo el precio pagado por las industrias a los ganaderos españoles, lo que podría provocar una crisis económica sin precedentes en el sector lácteo nacional en el año 2003.

La organización considera también que podría existir una estrategia conjunta de las empresas lácteas y de las cadenas francesas de distribución para colocar todos los excedentes de leche gala en el mercado español a bajísimo precio.