AMDPress.- Los gallos, la bacaladilla y la merluza, entre los pescados, y las zanahorias y las judías verdes, entre los vegetales, fueron los alimentos frescos que más aumentaron su precio durante enero, si bien la situación general fue de moderación frente a la escalada de precios vivida durante el pasado año.

En concreto, durante el mes de enero los gallos registraron una tasa mensual de subida del 9,44%; la bacaladilla subió un 3,53%; y la merluza, un 2,93%. Por su parte, la zanahoria se vendió un 6,8% más cara y las judías verdes, un 3,86%.

Por el contrario, naranjas y limones obtuvieron una variación negativa (-10,81 y -4,01%, respectivamente); al igual que la ancho o boquerón (-3,65%), el conejo de granja (-2,88%) y los plátanos de Canarias (-2,17%).

Por su parte, en la categoría de alimentos envasados, las gambas congeladas aumentaron su precio un 1,8%; la menestra de verduras congeladas, un 0,21%; y los espaguetis, un 0,17%; mientras que el aceite de oliva de acidez menor de 0,4º y la leche esterilizada se vendían un 0,25% más baratos.