Aral Digital.- Verdifresh, empresa valenciana especializada en IV, prevé cerrar el año con unas ventas de 63 millones de euros, lo que supone un crecimiento del 5%. Estas estimaciones están realizadas después de haber decidido, consensuadamente con Mercadona -de quien es interproveedora-, eliminar siete referencias de producto que tenían poca rotación, optimizando los costes de producción, “lo que ha contribuido junto con la mejora logística a poder bajar los precios y ser más competitivos”, indican desde la compañía.

La compañía cuenta con cuatro plantas de producción ubicadas en Ribarroja (Valencia), Antequera (Málaga), Aranda de Duero (Burgos) y Granadilla de Abona (Tenerife), esta última controlada al 50% con Mesturados Canarios. En total, Verdifresh dispone en la actualidad de 25.000 metros cuadrados de superficie productiva, en la que emplea a 460 personas.

Desde su puesta en marcha, Verdifresh ha realizado inversiones por valor de más de 60 millones de euros. En estos momentos, se encuentra en plena transformación de su planta de Ribarroja para adaptarla a la tecnología de la que ya disponen sus plantas más recientes y en la que invertirá otros dos millones de euros.