AMDPress.- Grupo Viscofán, fabricantes de envolturas artificiales y propietaria de la conservera Industrias Alimentarias de Navarra (IAN), prevé invertir en este ejercicio 30 millones de euros, que en parte irán destinados a los planes de mejora de eficiencia de las principales plantas del grupo en Alemania, España, Estados Unidos, República Checa y Brasil.

Según la información remitida a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), las mejoras en las instalaciones fabriles del grupo van a proporcionar reducciones de costes y “en algunos casos añadirán capacidad de producción adicional con reducida inversión”. De esta manera, la compañía estima que, con la situación actual de las divisas, el beneficio neto se situará en 26,2 millones de euros, lo que supone un retroceso del 13% sobre el ejercicio pasado, aunque en un escenario optimista podría alcanzar los 28,7 millones de euros.

En cuanto a la cifra de ingresos, la empresa prevé alcanzar los 414,1 millones de euros, lo que supone un crecimiento del 0,8%. Para ello, estima que las ventas de tripas artificiales en este año continúen la mejora en ventas de unidades físicas, tanto de tripa de celulosa como de colágeno. Además, Viscofán señaló que está intentando elevar los precios de venta, pese a que se enfrentan a “la dificultad de las actividades de los grupos competidores, que quieren aumentar volumen de cualquier modo con el fin de lograr salir de sus propias dificultades”.

En el área de conservas vegetales, la firma se ha fijado como objetivo continuar creciendo y recobrar la plena competitividad en el espárrago mediante mejoras de coste del proceso en las plantas de Perú, así como el aumento de la producción en China. Además, recordó que está en marcha una nueva planta de envasado de aceitunas que el permitirá seguir creciendo y mejorar su cuota de mercado, tanto en el exterior como en el mercado nacional.

Respecto a 2002, Viscofán destacó “una clara mejora de la estructura de balance que permite afrontar cualquier inversión con holgura, ya que el grupo a reducido su endeudamiento bancario en 55,56 millones de euros”. El grupo registró unas ventas netas de 410,77 millones de euros durante el pasado ejercicio, un 4,1% más que en 2001. De igual forma, el resultado bruto de explotación (EBITDA) se situó en el 19,22% de los ingresos, frente al 17,6% alcanzado en los doce meses anteriores (ver ARAL Digital 678).

Además, Viscofán disolvió las sociedades Brechteen LLp y creó Naturin GMBH & Co KG con la fusión de dos filiales. De igual forma, estableció una nueva sociedad distribuidora en Polonia con un capital inicial de 61.000 euros con el objetivo de cubrir este mercado, "importante en el consumo de envolturas para productos cárnicos”.