AMDPress.- La firma jerezana Bodegas Williams & Humbert, antiguo Grupo Medina y coparticipado en la actualidad al 50% por la familia Medina y la multinacional Ahold, está desarrollando una estrategia de diversificación de su cartera de productos mediante alianzas con grupos vitivinícolas de otras denominaciones de origen, ante la madurez de los caldos y espirituosos jerezanos.

La firma, que tradicionalmente ha centrado su oferta en los vinos jerezanos Dry Sack y Canasta y en el brandy Gran Duque de Alba, ha ido estableciendo acuerdos con productores de La Rioja, Ribera del Duero y Rueda, con los que ya mantenía relaciones contractuales de otra índole, para el suministro de caldos de dichas denominaciones, que luego embotella con marcas propias: “Marqués de Polavieja”, de Ribera del Duero; “Viña Saltes”, de Rueda, y “Viña Paul” de Rueda. Aunque estos nuevos productos apenas llevan un año en el mercado, Williams & Humbert no descarta que, una vez consolidada su implantación, decida optar por implantarse con una estructura propia en dichas denominaciones.