Agua de Cuevas ha dado un paso adelante en su esfuerzo por minimizar el impacto de su actividad sobre el medio ambiente, a través del lanzamiento de su formato de litro y medio con un envase 100% reciclado.

Esta novedad implica que se dará una nueva vida y un segundo uso al plástico de más de 10 millones de botellas PET recicladas durante todo el año, reduciendo más de un 60% la huella de carbono de la producción de envases. Esto supondrá un ahorro de energía, reducción de emisiones y circularidad en el uso de los recursos y el reciclaje.

La marca lleva trabajando desde 2018 en la incorporación progresiva de PET reciclado en sus formatos, en línea con los compromisos medioambientales fijados para todas las plantas de agua mineral de Hijos de Rivera. En este sentido, el plan se ha ido desarrollando con éxito a lo largo de los últimos años y ya hoy en día todos sus envases contaban con un 25% de rPET.

Con el lanzamiento de esta semana, Agua de Cuevas visibiliza aún más la puesta en marcha de sus compromisos medioambientales y avanza en este plan que, a corto plazo, pretende seguir sumando formatos de la marca, como es el caso de sus botellas de 33 centilitros, medio litro y un litro.