Coca-cola ha presentado la primera botella fabricada con plásticos del fondo marino. Lo ha hecho en Londres durante una jornada en la que ha anunciado nuevos objetivos en materia de envases para Europa Occidental. La técnica utilizada ha sido la despolimeración, que permite descomponer y mejorar el plástico de baja calidad, eliminando impurezas. 

La fabricación ha sido posible gracias al proyecto llevado a cabo por Technologies, Indorama Ventures, el proyecto ‘Mares Circulares’ y Coca-Cola. Han obtenido 300 botellas utilizando un 25% de plástico reciclado, procedente de playas. Las técnicas de reciclaje han permitido convertir un plástico PET muy degradado en materia prima. Son las primeras botellas de material procedente de plástico marino y aptas para su uso en alimentación y bebidas.

Según los resultados, podrán reciclarse hasta los plásticos del fondo marino más dañados

Los objetivos de Coca-cola se enmarcan en el proyecto ‘Avanzamos’. Uno de ellos va en línea con eliminar el plástico innecesario para reducir más de 11.000 toneladas al año. Además, Coca-Cola eliminará este otoño el plástico que actualmente recubre los packs de latas de 200 ml o mini-can, sustituyéndolo por cartón con certificado PEFC -el sistema de certificación forestal más utilizado a nivel mundial que asegura la sostenibilidad forestal. Lo que supondrá 1.380 toneladas menos en 2020. 

También quieren conseguir que sus botellas sean de material 100% reciclado o procedente de materias primas renovables para evitar 200.000 toneladas de plástico virgen. Además, Coca-Cola en Iberia adelanta su objetivo de que todas sus botellas de plástico estén fabricadas con un 50% de PET reciclado en 2022, tres años antes de lo previsto. Sus envases de Honest Té han pasado a ser de vidrio y los de Honest Coffe de plástico 100% reciclado. Para poner el broche final, hará pública la huella de carbono de sus envases e informará de sus avances anuales. 

Tim Brett, presidente de The Coca-Cola Company en Europa Occidental, ha afirmado que El objetivo de la compañía es "conseguir que el término plástico de un solo uso, se vuelva obsoleto, consiguiendo que nuestro plástico y nuestros envases respondan a los principios de la economía circular”. 

Bruno van Gompel, director técnico y de cadena de suministro de The Coca-Cola en Europa Occidental, asegura: “Esta botella es un claro ejemplo de lo que se puede lograr”. Agrega también que las tecnologías para el reciclaje “aceleran una economía circular” y “ a medida que comiencen a ser utilizadas a mayor escala, veremos todo tipo de plástico que será devuelto como nuevos.”