Coca Cola Iberian Partners ha decidido trasladar sus oficinas desde Martorelles hasta Esplugues de Llobregat, cerca de su sede central en Cataluña. El edificio escogido por la el embotellador de Coca cola en la península ibérica ha sido el renovado Il·lumina, propiedad del Grupo Blackstone.

Coca cola Iberian Partners ha contado con el asesoramiento de Aguirre Newman tanto en el proceso integral de búsqueda del edificio que mejor se adecuara a sus necesidades como en todo el proceso de obra e implantación, actualmente en curso. Estas nuevas oficinas contarán con una superficie de más de 2.400 m2 y estarán ubicadas en la segunda planta del citado edificio.

Gerardo Giménez, director de Aguirre Newman Arquitectura Barcelona, ha comentado que "se han diseñado las oficinas con el objetivo de ofrecer las mejores prestaciones a sus empleados y facilitar la actividad, diseñando el entorno de trabajo en open space con espacios colaborativos que permitan potenciar la interacción y la comunicación tanto a nivel interno como externo".

El inmueble, comercializado en exclusiva por Cushman & Wakefield, tiene una superficie total de 12.700 m2, repartidos en cuatro plantas y dotado de todos los servicios necesarios para las empresas: Auditorio, Salas de reuniones, Sala de ocio, Terrazas comunitarios, Gimnasio y cafetería propia. El edificio, que se ubica muy cerca de la autopista B-23 y de distintos transportes públicos, se ha reformado en el último año, con un rediseño de las zonas comunes, un cambio de branding, así como la creación y ampliación de los servicios arriba mencionados.