Coca-Cola, de la mano de Coca-Cola European Partners, anuncia a todos sus mercados de Europa Occidental, que las marcas Honest, Chaudfontaine y Glacéau Smartwater se comercializarán en botellas de plástico 100% PET reciclado (rPET). La transición se realizará entre finales de 2019 y durante 2020, reemplazando 9.000 toneladas de plástico virgen al año en toda Europa Occidental.

En España, esta medida se aplicará en las botellas de plástico de Glacéau Smartwater y Honest, ya que la marca Chaudfontaine no se comercializa en el mercado español.

Estas medidas respaldan el compromiso de Coca-Cola de que, para 2025, al menos la mitad del plástico utilizado en toda Europa Occidental en sus botellas de plástico provenga de PET reciclado. Según el último Informe de Sostenibilidad de Coca-Cola, presentado recientemente en España, Coca-Cola cerró el ejercicio 2018 con un 20,5% de PET reciclado en sus botellas de plástico en España. Este dato se ha visto incrementado hasta un 25% en la actualidad.

Con esta acción, se prevé eliminar 9.000 toneladas de plástico virgen en 2020

 

José Núñez Cobos, director Técnico de Coca-Cola Iberia afirma: “Actualmente en España, el contenido de PET reciclado en nuestras botellas de plástico es de un 25%, (cinco puntos más que a cierre de 2018). Contar con botellas de PET 100% reciclado es un paso significativo para nuestro negocio en España y toda Europa. A partir de 2020, quien adquiera estos productos en cualquiera de nuestros mercados de Europa Occidental, se encontrará con una botella fabricada completamente con plástico reciclado. Esta iniciativa es clave para lograr nuestro objetivo de utilizar un 50% de rPET en el total de nuestro porfolio para el año 2025".

Pedro Vinhas, vicepresidente de Supply Chain de Coca-Cola European Partners Iberia, apunta: "Sabemos que los consumidores exigen a las compañías unos altos estándares a la hora de que sus productos favoritos se fabriquen de manera sostenible, y nosotros estamos comprometidos con cumplir con esas expectativas. En última instancia, nuestro objetivo es asegurarnos de que cada botella o lata que vendemos se recoja, recicle o reutilice".

Coca-Cola tiene un sólido historial de inversión en PET reciclado. De hecho, comenzó a usarlo en sus botellas de plástico en los años noventa. Más recientemente, Coca-Cola ha invertido en tecnologías mejoradas de reciclaje para perfeccionar la disponibilidad del PET reciclado de grado alimentario para utilizarlo en sus botellas. Esta tecnología permite que se fabrique el PET a partir de botellas y envases postconsumo, que anteriormente no podían reciclarse para convertirse en botellas.

Bruno Van Gompel, director Técnico y de Cadena de Suministro de Coca-Cola Europa Occidental añade: “Estas nuevas tecnologías amplían los tipos de residuos plásticos que pueden reciclarse para convertirse, de nuevo, en botellas, permitiendo que una gama más amplia de materiales recogidos sea parte de la economía circular. También nos permite reciclar materiales que normalmente estaban destinados a la incineración o los vertederos. La inversión en tecnologías de reciclaje como estas nos ayuda a acelerar el uso de plástico reciclado en nuestras botellas”.