Edetària, la bodega de la Denominación de Origen Terra Alta, apuesta por la compañía importadora y representante de bebidas Primeras Marcas para expandir y ampliar su presencia en España. Actualmente la bodega está ya presente en más de 25 países de todo el mundo, representando la exportación más del 70% de la cifra del negocio.

Con esta alianza estratégica, Edetària se une al prestigioso portfolio de bodegas exclusivas de Primeras Marcas con el objetivo de abordar el mercado nacional, así como para fidelizar la presencia de sus vinos en la restauración premium.

Tras una inversión inicial de 2,5 millones de euros, Edetària cuenta actualmente con 60 hectáreas, dos ampliaciones que han supuesto una inversión añadida de 1 millón de euros en infraestructuras, y de las que resulta una bodega equipada para elaborar 250.000 botellas.

Durante estos años, Edetària se ha convertido en una prestigiosa bodega que elabora vinos, con variedades autóctonas de viñas viejas en un terroir con su propia personalidad. El futuro de la bodega se centra ahora en el proyecto de I+D que está desarrollando sobre variedades autóctonas, levaduras indígenas y nuevos formatos de elaboración, para la que está prevista la inversión de medio millón de euros. Edetària también ha recibido la calificación de Vino de Finca, el primero en Terra Alta que lo consigue. Esta calificación certifica que el vino de Edetària se ha producido en una finca única y con unas características de terruño y clima diferentes del resto. Es el máximo reconocimiento que se puede otorgar a un vino en Cataluña y solo 12 vinos lo tienen en Cataluña.

En palabras de Philippe Eberlé, director general de la distribuidora Primeras Marcas: "Estamos muy orgullosos de que una bodega como Edetària, célebre por sus vinos de garnacha, confíe en nosotros para expandirse en el territorio nacional, después de haberse convertido en una referencia de la DO Terra Alta en base a un estilo propio trabajando de manera ecológica”.