España ocupa el puesto dieciséis en el ranking mundial de consumo de vino con 21,3 litros al año por habitante, por detrás de Portugal o Francia, que doblan el consumo de nuestro país. Estos datos de desprenden de una infografía, realizada por Ofertia, que ha llevado a cabo este mapa dinámico basándose en datos oficiales ofrecidos por la Organización Internacional de la Viña y el Vino (OIV).

De este modo, nuestro país, entra en el top 20 de los países con mayor consumo de vino. Aún con todo, los españoles bebemos la mitad que nuestros vecinos portugueses (43,8 litros per cápita) y franceses (46,4 litros per cápita). En este ranking mundial de consumo de vino, El Vaticano ocupa la primera posición con la sorprendente cifra de 73,8 litros anuales –aproximadamente 100 botellas por persona y año-.

Una cifra que se encuentra muy por encima de las registradas por el segundo y tercer país clasificado, Luxemburgo (49,8 litros por habitante y año) y Francia (46,4 litros por habitante y año). Pero que puede explicarse, según se expone en la infografía de Ofertia, por las particularidades demográficas de este pequeño país: un censo de 800 habitantes entre los cuales sólo figuran hombres adultos. Y por sus particularidades fiscales, que abaratan el coste por botella de vino.

Si algo queda claro al observar la infografía, que presenta países y cifras de una manera gráfica y sencilla, es que en Europa gusta el vino y se consume mucho más que en la otra orilla del Atlántico. Países como Estados Unidos o Canadá no alcanzan apenas la mitad del consumo en España, con 9,1 litros per cápita y 12,4 litros per cápita, respectivamente. En los últimos puestos de la lista encontramos a México (0,5 litros per cápita), Líbano (1,1 litros per cápita) y Marruecos (1,1 litros per cápita).