El Grupo Iparlat ha anunciado una inversión de 20 millones de euros en la localidad Ribera de Corella, en Navarra, para instalar una nueva industria de procesado, elaboración y envasado de zumos y bebidas basadas en vegetales y derivados del agua mineral. Esta nueva empresa, bajo el nombre Natur-All, permitirá la creación de medio centenar de puestos de trabajo.

El grupo prevé adquirir un terreno de 92.000 metros cuadrados y una nave ya construida de 9.000 metros cuadrados, que cuenta con almacén, laboratorio y otros locales, además de una segunda nave de 3.000 metros cuadrados. El Grupo Iparlat cuenta con más de 400 trabajadores y procesa en torno a 560 millones de litros al año. Sus líneas estratégicas se centran en el desarrollo de nuevos productos lácteos y bebidas vegetales como vías de crecimiento y expansión. 

Iparlat no es el único proyecto que ha recibido la declaración de "interés foral" por parte del Ejecutivo navarro. A la nueva empresa de Corella se suma también la ampliación y mejora de Vegetales Línea Verde y de Trans Jaylo, ambas ubicadas en Tudela.

En cuanto a la inversión de Vegetales Línea Verde, ésta ascenderá a 6,6 millones de euros y se destinará a ampliar y mejorar sus instalaciones actuales con 6 líneas de trabajo, para producir producto de IV y V Gama. Se ampliará la capacidad productiva de la planta, facilitará la automatización de los procesos, la eficiencia en el uso de recursos y se incorporarán nuevas gamas de productos. Todo ello supondrá la creación de empleo directo de 50 personas.

En la segunda, se prevé una inversión de 8 millones de euros para la construcción de una nueva nave logística de más de 17.000 metros cuadrados. Estará destinada a depósito aduanero y se ubica junto a su principal cliente logístico SKF.

En conjunto, los tres proyectos declarados como de "interés foral" por el Gobierno de Navarra supondrán una inversión total de 34,6 millones de euros y la creación de 135 puestos de trabajo directo en la Ribera de Navarra. Esta declaración se concede a aquellos proyectos empresariales que tienen una especial relevancia para el desarrollo económico, social o territorial de la Comunidad Foral y supone un compromiso de las administraciones públicas para reducir a la mitad los plazos de los diferentes trámites que la empresa debe realizar para poner en marcha su actividad.