A lo largo de 2013 se comercializaron en torno a 202 millones de litros de bebidas espirituosas en España, un 8% menos que en 2012. El buen dato de las exportaciones, con un incremento del 18%, contribuyó a paliar el negativo balance del ejercicio pasado. Así lo ha comunicado la Federación Española de Bebidas Espirituosas (Febe) y el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Magrama, en la presentación del informe económico 2013 del sector de bebidas espirituosas, que ha contado con la presencia del Ministro de Agricultura, Miguel Arias Cañete.

Según este informe, en España se comercializaron el ejercicio pasado, 202 millones de litros de bebidas espirituosas (67 millones de litros de alcohol puro), lo que supuso un 8% menos que en 2012. Un nuevo descenso que se traduce en una caída acumulada del sector del 40,2% desde el inicio de la crisis

Este negativo comportamiento se trasladó a la mayoría de categorías que experimentaron las siguientes caídas: whisky (-9,3%); vodka (-5,6%); ron (-8,6%); licores (-7,8%); brandy (-4,5%) y anís (-4,9%). Al igual que en 2012, las dos excepciones fueron los crecimientos registrados por el gin (5,9%) y el tequila (1,6%). En cuanto al consumo, el whisky siguió siendo la categoría con mayor cuota de mercado con un 27%, seguido del ron con un 17% y el gin con un 15%. 

La hostelería baja más del 8%

Por canales de distribución, fue Hostelería y Restauración el que más acusó el descenso con una bajada del 8,2%. También cayó el consumo en el hogar, aunque en menor medida, retrocediendo un 2,6%. Así el canal de Hostelería y Restauración representó el 79% del consumo total de bebidas espirituosas, porcentaje acorde al patrón de consumo en España, mayoritariamente de carácter social y ligado a la hostelería. Además, cabe destacar el peso del consumo ligado al turismo. Se estima que un 13% del gasto de los turistas en nuestro país corresponde a bebidas con alcohol, fundamentalmente espirituosas. 

El balance de 2013 también arrojó datos negativos en materia de recaudación. Según la Agencia Tributaria, en 2013 la recaudación por impuestos especiales aplicables a las bebidas espirituosas fue de 715 millones de euros, un 3,9% menos que en 2012 (en 2012 se recaudaron 745 millones de euros). Un descenso que se produjo a pesar de la subida del 10% aplicada en junio de 2013 sobre el impuesto especial que grava las bebidas espirituosas. Estos datos avalan los argumentos del sector de bebidas espirituosas, que ya advirtieron al Gobierno de que una subida impositiva contribuiría a contraer el consumo y con ello lastrarían la recaudación. 

Los responsables de Febe indican que "en materia de impuestos especiales, las bebidas espirituosas representan la categoría de bebida con contenido alcohólico que más contribuye a la Hacienda Pública, concretamente el 71% del total de impuestos sobre el alcohol. Cifra que contrasta con los datos de consumo, ya que sólo representa el 27% de consumo total en España, frente a otras bebidas como vino o cerveza, que representan el 24% y el 50% del consumo respectivamente". Teniendo en cuenta además la tributación por IVA, el sector contribuyó al erario público en 2013 con casi 1.400 millones de euros.

Las exportaciones continúan su tendencia alcista

El positivo comportamiento de las exportaciones contrarrestó la delicada situación del mercado nacional constituyendo una salida para la industria de espirituosos. En 2013, las importaciones se incrementaron en un 1,4%, mientras que las exportaciones continuaron su tendencia alcista de los últimos años.

Siguiendo el fuerte crecimiento experimentado en 2012, con un 15,5%, en 2013 el aumento fue del 18%. En total se superaron los 40 millones de litros de alcohol puro. Un 75% de estas exportaciones correspondió al Brandy, cuyos principales países receptores son Filipinas, México y Estados Unidos.

Las exportaciones fueron un año más una vía de escape para el sector de los espirituosos compuesto en un 80% por negocios familiares, pequeñas empresas y microempresas, según señalan desde la patronal del sector. Una industria que genera anualmente un volumen de negocio valorado en más de 7.400 millones de euros (lo que supone un 0,7% del PIB) y genera más de 360.000 puestos de trabajo directos e indirectos. Así, se sitúa como el tercer país europeo, después de Reino Unido y Francia, en el que se concentra el mayor número de empleos vinculados a esta industria de la Unión Europea.

Mayor esfuerzo en RSC

Durante la presentación del informe económico también se ha realizado balance en materia de responsabilidad social corporativa destacando el mayor esfuerzo realizado por el sector a pesar de la crisis.

La industria he invertido más de 25 millones de euros desde 2000 en actuaciones dirigidas a fomentar un consumo responsable de sus productos.

Durante 2013, destacó la campaña realizado con el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad para luchar contra el consumo de alcohol en menores de edad. Una iniciativa pionera al tratarse de la primera campaña que se desarrolla en nuestro país entre un sector productor y la administración para un consumo cero en menores de edad.