España se mantiene como una gran potencia exportadora en zumos y néctares con unos datos que alcanzaron en 2015 las 754.686 toneladas lo que supuso 593 millones de euros, según datos de Aduanas, aunque en ese año ha habido un leve descenso de 4,65% en volumen y del 3,34% en valor.

"Gracias a la disponibilidad de frutas y hortalizas durante todo el año, España puede elaborar zumos de calidad y en cantidad suficiente para abastecer el mercado internacional donde nuestros zumos de frutas se han hecho un hueco importante. Nos compran tanto producto envasado como a granel para luego envasar allí, muchas veces bajo la marca del distribuidor local", afirma Alfonso Mena, secretario general de Asozumos.

Al igual que el resto de productos agroalimentarios, la mayor parte de las exportaciones se destinan a la Unión Europea. Francia se posiciona como el principal destino de estas exportaciones con un gasto de 188,81 millones de euros. En segundo lugar Alemania, que gastó 50,45 millones de euros y de Reino Unido que dedicó 44,90 millones de euros a la compra de este producto.

En cuarta posición se sitúa Italia con un valor de 40,38 millones de euros, seguido de Países Bajos con 32,43 millones de euros; Portugal con 32,09 millones de euros; Noruega con 16,65 millones de euros; Bélgica con 10,82 millones de euros; Austria con 7,31 millones de euros; Polonia con 6,09 millones de euros y Republica Checa con una inversión con un valor de 3,12 millones de euros.

Por sabores, el zumo de naranja lidera el ranking de las exportaciones siendo el sabor más vendido con un volumen de 166,54 millones de euros. En segundo lugar el zumo de uva proporcionó a España 165,54 millones de euros y en la tercera y cuarta posición se sitúan los zumos de otros cítricos y las mezclas de sabores que representan un valor de 100,66 y 68,75 millones de euros respectivamente.